IT, Logística, Sanidad, Distribución, Farma & Química algunos sectores que podrían subir sueldos en 2021

/COMUNICAE/

Adecco analiza las remuneraciones en España en base a 140 perfiles profesionales procedentes de 14 sectores económicos relevantes en nuestro país en el último año, centrándose en posiciones cuya banda salarial se sitúa por debajo de los 30.000 euros de media, así como el impacto que ha tenido la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 en estos sectores y sus previsiones de futuro

Se acaba de presentar la primera edición de la Guía Salarial Adecco del Mercado Laboral especializada por sectores, un completo análisis de las remuneraciones en España en base a 140 perfiles profesionales procedentes de 14 sectores económicos relevantes[1] en nuestro país en el último año, centrándose en posiciones cuya banda salarial se sitúa por debajo de los 30.000 euros brutos anuales de media.

Esta Guía Salarial ha sido realizada por el equipo de Selección (Permanent Placement) de Adecco, formado por profesionales expertos en atracción y evaluación de talento de perfiles cuya banda salarial se ubica hasta los 30.000 euros brutos anuales, y por las especializaciones que el Grupo tiene por sector. La guía analiza también el impacto que ha tenido la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 en estos sectores, cómo ha sido su evolución durante la pandemia, y cuáles son las previsiones de futuro en cada una de estas áreas de actividad.

Teniendo en cuenta las posiciones mejor remuneradas en cada sector cuya banda salarial se sitúa por debajo de los 30.000 euros brutos anuales de media estos serían los perfiles mejor pagados a día de hoy

En palabras de Rocío Millán, directora de Permanent Placement de Adecco: “el pasado año ha supuesto un antes y un después en muchos aspectos de nuestra economía y mercado de trabajo. Aun así, la evolución no ha sido igual para todos los sectores y desde el primer momento estamos viendo que la recuperación de nuestro mercado laboral está yendo a diferentes marchas según el sector del que hablemos. La Sanidad, la Logística o la Distribución no han dejado de contratar personas en 2020 y la primera mitad de 2021, mientras que sectores como la Restauración o el Comercio tradicional han sufrido la crisis con mucha intensidad y aún tardarán tiempo en recuperarse de las pérdidas sufridas, los despidos y el cierre de negocios. Pero lo harán. Y seguramente esta campaña de verano 2021 pueda significar el punto de inflexión para ellos si el ritmo de vacunación se acelera y se evitan nuevas olas de la pandemia”.

“Del lado de los trabajadores es bueno saber que los nuevos escenarios demandan y demandarán nuevas competencias tales como inteligencia emocional, flexibilidad y adaptación, y resiliencia. Caminamos hacia un futuro del trabajo basado en la flexibilidad, las relaciones de confianza y las soluciones a medida a adaptada y, en consecuencia, tenemos que alinear las competencias demandadas a ese futuro”, concluye Millán.

Una recuperación a tres velocidades
La crisis sanitaria en la que estamos inmersos desde hace más de un año ha producido una caída importante de la actividad económica en nuestro país y un rápido crecimiento de las tasas de desempleo. Esta situación ha generado un fuerte sentimiento de incertidumbre en las empresas, que han vivido una auténtica montaña rusa de cambios y ajustes: adaptarse a los nuevos hábitos de consumo, aceleración de sus procesos de transformación digital, etc. mientras algunas hacían frente a ERTEs, despidos, cierres y todo tipo de limitaciones en el desarrollo de su actividad.

Esta incertidumbre sobre el futuro ha frenado en seco el crecimiento de los salarios durante 2020 y pocas son las áreas donde se van a registrar subidas este año. En general, se espera que los sueldos se mantengan estables, con un ligero repunte solo en puestos clave de determinados sectores.

En función de la evolución que han tenido en estos últimos meses, se puede diferenciar entre sectores que han sido y serán claves para la recuperación de nuestro país, los que han sufrido, pero ahora evolucionan favorablemente, y aquellos a los que les va a costar más tiempo recuperarse. De los sectores analizados, Energéticas, Farma & Química, Distribución (Gran Consumo), Healthcare, IT & Digital y Logística están llamados a convertirse en el motor económico de nuestro país en los próximos años. Estos sectores han logrado mantener su actividad e incluso crecer durante la pandemia, y son los únicos en los que puede haber un incremento de sueldos en algunas posiciones muy demandadas.

Banca y Seguros y el sector Legal son áreas que se han mantenido estables durante la crisis, mientras que Alimentación & Bebidas, Audiovisual, Automoción y Contact Center se están recuperando a buen ritmo. Estos sectores todavía enfrentan problemas y retos importantes, pero evolucionan de forma positiva. En los próximos meses todavía tendrán que hacer frente a fuertes reestructuraciones, lo que hará que los sueldos se estanquen.

El sector de la Hostelería y Turismo ha sido especialmente castigado por la pandemia y es el que más tardará en recomponerse. En 2019 era el sector que ofrecía más empleo en nuestro país, pero se ha desplomado por la falta de actividad. En la actualidad, es el sector con más trabajadores afectados por un ERTE y su facturación el pasado año cayó un 50%. Algunas ramas de actividad industrial como Agroquímica, Cartón, Plástico y Metal también evolucionan más lentamente que el resto.

Sectores y salarios que impulsarán la recuperación económica
Energéticas, Farma & Química, Distribución (Gran Consumo), Healthcare, IT & Digital y Logística son las ramas de actividad llamadas a liderar la mejoría de la economía española en los próximos meses.

El sector energético se prepara para afrontar importantes cambios en los próximos diez años, y está llamado a jugar un papel clave en nuestro país. Las empresas han mostrado una gran resiliencia durante la pandemia, y ahora abogan por acelerar la transición hacia energías renovables. La crisis sanitaria apenas ha repercutido en la explotación de estos activos, lo que ha fomentado la iniciativa privada en este tipo de tecnologías con inversiones multimillonarias. Estas inversiones generarán entre 250.000 y 300.000 nuevos puestos de trabajo relacionados con este sector en la próxima década.

En cuanto a los salarios, este sector es uno de los pocos que ha experimentado un crecimiento en los últimos meses, por la demanda de personal con conocimientos técnicos en proyectos eólicos, fotovoltaicos y termosolares. Entre los perfiles mejor retribuidos en esta área se encuentran: Desarrollador/a de Software (28.800 euros), Técnico/a de Mantenimiento Fotovoltaico (27.912 euros) e Ingeniero/a Junior de Energías Renovables (26.579 euros).

La industria Farma & Química por su parte está jugando un papel clave desde que se inició la pandemia. Es uno de los pocos sectores que ha salido reforzado de esta situación y su peso es cada vez mayor en nuestra economía. Se ha ocupado de garantizar el suministro de medicamentos, ha aumentado sus exportaciones (los medicamentos son el cuarto producto más exportado de España), y ha conseguido cambiar en tiempo récord sus líneas de producción para fabricar otros productos sanitarios y farmacéuticos esenciales que escaseaban en nuestro país.

Otra de las fortalezas que está mostrando el sector químico-farmacéutico es su capacidad para seguir generando empleo, no solo en las posiciones comerciales sino también en el área de producción. El perfil mejor pagado[2] actualmente es el de Técnico/a de Regulatory con un sueldo medio de 30.333 euros, le sigue el puesto de Visitador/a Farmacéutico/a con un salario de 25.551 euros, y en tercer lugar está el Técnico de I+D con 25.416 euros anuales de media.

Las empresas del sector Gran Consumo (Distribución) fueron las responsables de asegurar el suministro de alimentos y otros bienes de primera necesidad durante el confinamiento, y continúan su evolución en positivo. A día de hoy existe una mayor demanda de perfiles como el Sales Assistant o el Store Manager, posiciones clave para entender cómo evolucionan las necesidades del consumidor, que tanto han cambiado en el último año. Y por otro, una mayor contratación de perfiles necesarios para seguir dando una buena atención en tienda, como Responsable de Cajas, Responsable de Tienda o Gestores/as de Punto de Venta.

El puesto mejor retribuido dentro del sector es el/la Store Manager, con una media de 25.502 euros, el segundo lugar lo ocupa el perfil de Gestor/a de Punto de Venta con 24.953 euros de media, y en tercer lugar estaría el Jefe/a de Sector, con un salario en torno a los 23.311 euros.

Por su parte, los perfiles tecnológicos del sector IT & Digital siguen estando entre los más solicitados en parte gracias a la necesidad de las empresas de acelerar su digitalización desde el estallido de la crisis sanitaria. Se calcula que las empresas españolas van a gastar en los próximos meses unos 44.900 millones de euros en optimizar sus procesos, garantizar la seguridad de sus estructuras digitales y facilitar el teletrabajo. Además, muchas empresas necesitan también reforzar sus equipos digitales para vender online o ampliar su presencia en Internet, por lo que continuará creciendo la demanda de perfiles especializados en SEO, SEM, Social ADS o CRM.

El desequilibrio entre la oferta y la demanda hace prever que los salarios se seguirán manteniendo ligeramente al alza para estos puestos. En estos últimos meses, el perfil mejor pagado del sector IT & Digital ha sido el de Administrador/a de Bases de Datos, con una retribución media de 28.767 euros, junto al Consultor/a CRM (28.413 euros) y el Técnico/a de e-Commerce (27.368 euros).

En el sector sanitario, el gran impacto que está teniendo la COVID-19 en la atención sanitaria ha dejado al descubierto sus fortalezas y debilidades. Las titulaciones del ámbito de la salud han sido las que mejor comportamiento han registrado en términos de oferta de empleo durante el último año. Se ha disparado sobre todo la demanda de perfiles asistenciales, especialmente de médicos/as y enfermeros/as, tanto para trabajar de forma presencial como para teleasistencia. Otras especialidades sanitarias que están siendo muy requeridas son psicología y psicopedagogía, farmacia, fisioterapia, nutrición y veterinaria.

Con respecto a las titulaciones de Formación Profesional, las más buscadas son las de Técnico/a en Cuidados Auxiliares de Enfermería, Técnico/a en Emergencias Sanitarias, así como los Auxiliares de Geriatría. El perfil mejor pagado es el de Visitador/a Médico/a con un sueldo medio de 26.290 euros anuales, le sigue el puesto de Fisioterapeuta con un salario de 24.583 euros, Veterinario/a con 23.846 euros de media y Psicólogo/a con 23.434 euros.

El sector logístico fue el que más creció durante los meses de confinamiento, y ha seguido desarrollándose positivamente durante todo 2020 gracias a la eclosión del e-Commerce. El sector cerró el año con 1,25 millones de personas contratadas, un 7,8% de las contrataciones que se hicieron en España. La pandemia ha obligado a las compañías de logística a acelerar su transformación digital a la vez que mantenían el suministro frente a los constantes bloqueos y confinamientos en los diferentes países a medida que avanzaba la pandemia. Esto ha incrementado la demanda de perfiles de operaciones como los Supply Planners, los Técnicos/as de Logística, los Jefes/as de Tráfico o los Jefes/as de Plataforma.

En general, se espera que los sueldos se mantengan estables, con un ligero repunte en puestos clave para la cadena de suministro como Repartidor/a, Mozo/a de Almacén y Transportista, que continúan estando en las 20 profesiones más demandadas en nuestro país actualmente. En el último año, el perfil mejor remunerado ha sido el de Jefe/a de Plataforma, con un sueldo medio de 30.301 euros, seguido por el puesto de Inside Sales (27.441 euros) y Supply Planner (27.176 euros).

Sectores y salarios que tienden a la estabilidad
Las áreas de Alimentación & Bebidas, Audiovisual, Automoción, Banca y Seguros, Contact Center y Legal evolucionan positivamente y lo seguirán haciendo en los próximos meses.

Así, la evolución de las compañías de Alimentación y Bebidas ha sido muy diferente según el canal de venta. Las empresas más orientadas al canal de distribución alimentaria experimentaron un importante aumento, mientras que aquellas más dependientes del canal Horeca sufrieron un grave desplome en su actividad. Personal industrial cualificado sigue siendo demandado en puestos como Técnicos/as de Calidad y Técnicos/as de Mantenimiento, así como perfiles esenciales para garantizar el abastecimiento (Operarios/as, Reponedores/as, Preparadores/as de pedidos, Carretilleros/as).

A nivel salarial, la tendencia general en este sector es a la estabilidad, sin grandes cambios respecto al año anterior. El Jefe/a de Turno es en estos momentos el puesto mejor retribuido dentro del sector, con una media de 28.704 euros, el segundo lugar lo ocupa el perfil de Técnico/a de Calidad con 24.419 euros de media, y en tercer lugar está el/la Gestor/a del Punto de Venta, con un salario en torno a los 24.314 euros.

En el sector Audiovisual, el distanciamiento social, las cuarentenas y las limitaciones de horarios han tenido efectos muy significativos. La paralización total de rodajes cinematográficos y grabación de series, el cierre de cines y la cancelación o traslado de fechas para estrenos, festivales y eventos han producido un impacto muy fuerte tanto en los ingresos como en el empleo en el sector. Paradójicamente, mientras todo el trabajo de producción se paraba o se cancelaba, la demanda de contenidos audiovisuales se disparaba. Otros subsectores que se ha adaptado bien a la situación son las producciones de animación y de videojuegos.

Por eso, a pesar de los meses de parón, se considera que la industria audiovisual española está en expansión. La crisis ha acelerado aún más la necesidad de impulsar el desarrollo de un Hub o centro de operaciones audiovisual, capaz de atraer inversión y talento para la producción de series de ficción. En esta área, los perfiles mejor pagados son los de Contable (20.300 euros de media), Operador/a de Cámara (18.666 euros) y Auxiliar de Producción (18.500 euros).

El sector de la Automoción ha sido una de las áreas económicas más perjudicadas por la pandemia. Tres de cada cuatro empresas (industria, concesionarios y talleres) se acogieron a la fórmula de ERTE, y las contrataciones cayeron un 85%. Las ayudas al sector que el Gobierno aprobó en julio de 2020 sirvieron de palanca para cambiar la situación, y en la segunda parte del año se reactivaron la demanda y las exportaciones, sobre todo de vehículos eléctricos, híbridos y de gas. Como resultado, también volvió a activarse la generación de empleo.

Las empresas del sector prevén estabilidad respecto a los salarios. Tan solo se esperan subidas en algunos perfiles difíciles de cubrir como el de Especialista en Centro Mecanizado CNC, Montador/a – Ajustador/a, Técnico/a de Procesos o Jefe/a de Ventas de Concesionarios. Algunos de ellos ya encabezan la lista de los mejor pagados en el sector: Técnico/a de Procesos (con 29.000 euros de media), Comercial de Venta de Coches (24.768 euros) y Jefe/a de Ventas de Concesionarios (22.566 euros).

El desarrollo de la pandemia ha acelerado el proceso de transformación digital en el que ya se encontraba inmerso el sector de Banca y Seguros. Se espera que en los próximos meses las entidades bancarias sigan completando procesos de fusión y cerrando oficinas, mientras aumentan sus servicios de banca digital. También tendrán que hacer frente a las empresas Fintech, que cada vez les arrebatan más cuota de mercado y combatir la puesta en marcha de servicios financieros desde las Bigtech. En el área de seguros, se busca una mayor adaptación de los productos a las nuevas necesidades de los usuarios, y una mayor agilidad y transparencia en los trámites, automatizando al máximo los procesos.

Esto ha hecho aumentar la demanda de Agentes de Seguros, Técnicos/as de Atención al Cliente y Tramitadores/as de Siniestros. Mientras que, en Banca, la demanda se centra en Gestores/as Comerciales, de Cobros y de Banca Personal, principalmente. El perfil mejor pagado del sector de Banca y Seguros es Agente de Seguros (con 26.554 euros de media), en segundo lugar, se sitúa el/la Analista-Gestión de Activos (24.909 euros) y en tercera posición el Gestor/a de Banca Personal (24.624 euros).

Gracias a las empresas del sector Contact Center se ha podido garantizar el funcionamiento de servicios esenciales para los ciudadanos como las emergencias, la sanidad, la banca, el suministro energético o el comercio electrónico, a pesar de las limitaciones de movilidad. La evolución tecnológica experimentada por el sector en los últimos años, y una mayor especialización en su gestión, han hecho posible su comportamiento positivo durante lo más duro de la pandemia.

Esto ha hecho que los perfiles de Teleoperador/a y de Teleoperador/a con Idiomas se mantengan entre los profesionales más demandados en 2020. Los perfiles mejor retribuidos son: Responsable de Contact Center (28.777 euros anuales), Director/a de Atención al Cliente (24.958 euros) y Supervisor/a de Contact Center (23.137 euros).

La pandemia ha proporcionado a las firmas del sector Legal el empujón que necesitaban para acelerar su transformación digital. Algunas de las tecnologías que están llamadas a transformar este sector tienen que ver con la introducción del Big Data, el Blockchain y la Inteligencia Artificial en sus procesos. El aumento de los conflictos laborales derivados de los expedientes de regulación de empleo y de los despidos ha disparado la demanda de abogados laboralistas, y las numerosas situaciones de insolvencia en las empresas han potenciado la demanda de abogados concursales y los de recobro.

A pesar de las buenas cifras que arrojan estos perfiles en la generación de empleo, no se espera que los salarios del sector aumenten de forma significativa en los próximos meses. En esta área, los perfiles mejor pagados son los de Abogado/a Real State (30.578 euros de media), Abogado/a Mercantil Junior (29.895 euros) y Junior Compliance (28.775 euros).

Sectores cuya recuperación está siendo más lenta
Por último, sectores como la Hostelería y Turismo, la Industria Agroquímica, Cartón, Plástico y Metal tardarán en recuperarse algo más que los demás.

La Hostelería y Turismo ha sido, sin duda, el sector más perjudicado por la pandemia. Los meses de confinamiento, el toque de queda, el cierre obligado de los negocios y las restricciones de movilidad impuestas por los gobiernos a nivel global han hecho caer la oferta de empleo en el sector un 90,26% durante el último año. Un profundo impacto del que el sector no espera recuperarse al menos hasta 2023. Las primeras señales de reactivación en la actividad turística se pueden producir en el segundo semestre de 2021, con la temporada vacacional, si se cumple el calendario de vacunación establecido, y la reapertura de los mercados emisores con protocolos sanitarios coordinados a nivel europeo.

Debido a la situación de pérdida generalizada de empleo en el sector, los salarios se han estancado e incluso en algunas posiciones han disminuido ligeramente. En estos momentos, los perfiles mejor pagados del sector son: Chef (29.040 euros euros), Responsable de Recepción (24.363 euros) y Sumiller (23.200 euros).

El macrosector Industrial recuperó gran parte de su actividad tras los meses de confinamiento. Esto permitió también el crecimiento de dos de sus canales de venta más importantes: las exportaciones y el comercio online. Gracias a esta demanda, los datos mejoraron bastante en la segunda mitad del año pasado. Pero esta progresión no ha sido positiva para todas las ramas de actividad que lo componen.

Mientras el sector Agroquímico ha logrado mantener un buen nivel de actividad impulsado por la necesidad de mantener la cadena alimentaria como servicio esencial, en el sector del Metal el impacto de la crisis sanitaria ha sido muy negativo. A diciembre de 2020 todavía había un 32% de empresas aplicando ERTE y un 14% habían realizado despidos. Los fabricantes de Cartón y de Plásticos han vivido una evolución parecida, comenzaron con una caída importante en su producción debido a la parada de sus fábricas por el confinamiento, pero después acabaron el año recuperando empleo.

En estos momentos, el sector industrial en general sigue inmerso en un proceso acelerado de automatización que ha impulsado la demanda de perfiles técnicos más especializados, con formación en integración de sistemas, automatización, integración con sistemas ERP, gestión de operaciones, sensores de fábrica, etcétera. A nivel salarial, la tendencia en este sector es a la estabilidad de salarios durante el 2021, sin grandes cambios respecto al año anterior. Entre los perfiles mejor pagados se encuentran el Operario/a de Producción (24.647 euros), Operario/a de Mantenimiento (24.222 euros) y Mecánico/a de Mantenimiento Metal (22.562 euros).

[1] Los sectores son: Agroquímico, Cartón, Plástico y Metal (sector Industrial); Alimentación & Bebidas; Audiovisual; Automoción; Banca y Seguros; Contact Center; Energéticas; Farma & Química; Distribución (Gran Consumo); Healthcare; Hostelería & Turismo; IT & Digital; Legal; Logística.

[2] Recordamos que la Guía Salarial Adecco analiza posiciones cuya banda salarial se sitúa por debajo de los 30.000 euros brutos anuales de media.

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico