Ibermúsica inicia su temporada 2022/23 con seis espectaculares conciertos en noviembre

El 1 y 2 será protagonista la Royal Concertgebouw Orchestra Amsterdam dirigida por Daniel Harding

Ha tardado un poco en arrancar, pero lo ha hecho a lo grande. Ibermúsica inicia su temporada 2022/23 y sus las Series Arriaga y Barbieri nada menos que con seis grandes conciertos en los que sonarán piezas inmortales de Beethoven, Brahms, Mahler, Verdi, Bach, Schubert y Bruckner, entre otros. Serán los días 1, 2, 9, 10, 13 y 29 de noviembre, siempre a las 19:30 horas en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música de Madrid. En realidad el primer concierto de Ibermúsica en esta temporada fue el pasado 2 de octubre con la Filarmonica della Scala y Riccardo Chailly recuperando un concierto cancelado por la pandemia en Italia, y el 26 de octubre se ha celebrado el concierto extraordinario de Yo-Yo Ma y Kathryn Stott.

Ibermúsica comienza el mes de noviembre recibiendo a una de las agrupaciones más prestigiosas del mundo: la Royal Concertgebouw Orchestra Amsterdam, que ofrecerá en Madrid una doble cita el martes 1 y el miércoles 2 en el Auditorio Nacional con la dirección del maestro Daniel Harding. En el primero de los dos conciertos, inauguración de la Serie Arriaga 22/23, la formación ofrecerá la evocadora Sexta Sinfonía de Beethoven, Pastoral, compuesta en 1808 de forma simultánea a su emblemática quinta y subtitulada por el compositor Recuerdos de la vida campestre. Abrirán el programa con otro de los grandes nombres de la clásica, Johannes Brahms y su Concierto para violín, acompañando en su interpretación a un solista invitado de lujo: el aclamado Leonidas Kavakos.

La segunda cita, primera velada de la Serie Barbieri 22/23, comenzará con el estreno en Madrid de Mais le corps taché d’ombres del joven compositor neerlandés Rick van Veldhuizen, un encargo de la Royal Concertgebouw Orchestra Amsterdam y la Fundación Mahler para el Festival Mahler 2020. A continuación, ofrecerán la última sinfonía de uno de los compositores predilectos de la orquesta: la Sinfonía núm. 9 de Gustav Mahler, obra estrenada de forma póstuma y entendida por muchos como una carta de despedida.

Recuerdos de la vida en el campo

El título completo, “Sinfonía pastoral o recuerdos de la vida en el campo”, y los subtítulos de cada movimiento individual, muestran claramente que esta sinfonía está relacionada con la naturaleza. Dada su posición inmediatamente después de la tormentosa pero victoriosa Quinta Sinfonía, y su perspectiva sinfónica «heroica» durante este tiempo, la noción de Beethoven de lo heroico en la Sinfonía No. 6 es una figura en armonía con la Naturaleza, descansando en su seno, celebrando su generosidad.

Muchos compositores antes de Beethoven compusieron obras musicales relacionadas con la naturaleza, pero a diferencia de muchas de estas obras anteriores, Beethoven indicó en la partitura que su Sinfonía Pastoral era “más la expresión del sentimiento que la pintura tonal”. En otras palabras, esta sinfonía no es “simplemente una representación programática de la experiencia de estar en la naturaleza” sino que también expresa la conexión personal y emocional de Beethoven con la Naturaleza. Desde esta perspectiva, la Sexta Sinfonía no debe ser considerada como una imitación de la naturaleza, sino más metafísicamente como un anhelo de la paz mental que se obtiene al experimentarla, comunicada a través del género sinfónico como expresión de sentimientos.

En defensa de la tradición

Entre los grandes compositores-músicos del siglo XIX, Johannes Brahms se destaca como una anomalía. En una era que rendía culto a personalidades extravagantes y en la que los compositores se esforzaban por romper con la tradición de maneras radicalmente nuevas, Brahms era un hombre privado que forjó su propia identidad musical mientras defendía las tradiciones del pasado. El Concierto para violín, escrito para su amigo de toda la vida, el famoso violinista Joseph Joachim, encarna su gran respeto por las formas clásicas y refleja su desdén por la bravura y la exhibición técnica vacía. Aunque plantea algunos de los desafíos más difíciles, el Concierto para violín de Brahms no es una obra maestra: más bien revela su deseo de combinar líneas solistas y orquestales en una textura sinfónica unificada.

El Concierto para violín en re mayor de Johannes Brahms se encuentra con el Concierto de Beethoven en la cúspide del repertorio para violín. Ningún concierto desata el poder heroico y el potencial poético del violín más profundamente que el de Brahms. Es música que abarca toda la gama entre la ferocidad ardiente y la introspección tranquila, abarcando un universo de expresión.

La última obra de Mahler

La Sinfonía n.º 9 de Gustav Mahler es una sinfonía épica. Fue escrita hacia el final de la vida del compositor, en 1909, aunque el gran compositor austriaco nunca escucharía su obra interpretada. Impresiona especialmente el movimiento final, que está marcado como zurückhaltend, o «muy lentamente y retenido». El movimiento de 25 minutos a menudo se interpreta como la despedida del mundo de Mahler, con motivos conmovedores repetidos que se vuelven cada vez más silenciosos como un adiós lento y resignado. La última nota está marcada como ersterbend, generalmente traducida como ‘morir’. Mientras que el primer movimiento de la Novena Sinfonía de Mahler a menudo se ha considerado como su composición más original y destacada (junto con el cuarto movimiento, Adagio).

Abonos flexibles y descuentos

Los conciertos ofrecidos por Ibermúsica durante la próxima temporada tendrán lugar en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música de Madrid y comenzarán a las 19:30h. Con el objetivo de llevar la música a todos los públicos, la entidad ofrecerá abonos de 4, 7 u 11 conciertos desde 145€, con un amplio abanico de precios y opciones de pago. También se podrán adquirir entradas sueltas con reducciones exclusivas para abonados, que podrán beneficiarse, además, de un 30% de rebaja en el importe de su abono si invitan a un nuevo abonado con la promoción “Quien tiene un amigo, tiene un tesoro”.

Sobre Ibermúsica

Ibermúsica fue fundada por Alfonso Aijón en 1970, quien se propuso traer a España las mejores agrupaciones sinfónicas del mundo. Desde entonces Ibermúsica, ha evolucionado en concordancia con los tiempos conservando la calidad artística, el rigor y la pasión por el arte y la música. De la mano de Llorenç Caballero, actual Director General de la compañía, Ibermúsica sigue apostando por traer a nuestro país la mejor música con los mejores directores, solistas y orquestas del mundo en Madrid.

La Fundación Ibermúsica es una institución cultural privada cuya finalidad es apoyar, fomentar, desarrollar y difundir la música clásica, impulsando la continuidad de los ciclos de conciertos de Madrid. Sus valores fundamentales son la excelencia musical y la difusión cultural de primer nivel en nuestro país, con el objetivo de apoyar a los jóvenes para la ampliación de sus estudios musicales y dar acceso a los jóvenes músicos al disfrute de la música clásica con el programa 20×20, a través del cual los estudiantes de escuelas y conservatorios acceden a los conciertos con descuentos de hasta el 90%. Además, la Fundación Ibermúsica pone la cultura al alcance de todos con su programa AMIGOS, que cuenta con 5.670 melómanos que reciben información detallada sobre sus conciertos y acceden a sorteos exclusivos de forma totalmente gratuita.

Toda la información sobre la temporada 2022/2023 ya disponible en: www.ibermusica.es

Biografías, booklet, nota de prensa y fotografías en alta resolución en: www.ibermusica.es/descargas

Quienes estén interesados en adquirir abonos o localidades, están disponibles en: www.entradasinaem.es; tel.: 902 22 49 49 o directamente en las taquillas del Auditorio Nacional de Música.

Sigue a Ibermúsica en: www.ibermusica.es, en Facebook y en Twitter… y hazte AMIGO a través de su página web.

La entrada Ibermúsica inicia su temporada 2022/23 con seis espectaculares conciertos en noviembre se publicó primero en Viajes, opinión y curiosidades.

Powered by WPeMatico