Cuatro detenidos por 28 robos con fuerza en 11 localidades de La Rioja

La Guardia Civil, en el marco de la denominada ‘Operación Veneto’, ha desmantelado un grupo criminal itinerante asentado en Cataluña, que se dedicaba a la comisión de robos con fuerza en bares y establecimientos públicos de La Rioja.

En total han sido detenidos cuatro hombres de 25, 29 y 35 años, naturales de Moldavia y Rumanía, todos ellos con un amplio historial delictivo. El jefe del grupo se encuentra ya en prisión, ha informado el Instituto Armado en una nota.

La Guardia Civil les considera los presuntos autores de un total de 28 delitos de robo con fuerza llevados a cabo en las localidades riojanas de Albelda de Iregua, Briones, Fuenmayor,  Huércanos, Nalda, Murillo de Río Leza, Navarrete, Rodezno, San Vicente de la Sonsierra, Viguera y Villamediana de Iregua, contra veinticinco bares, un almacén, una farmacia y una residencia de ancianos.

Los
integrantes de este grupo criminal durante la ejecución de sus robos llegaron a
causar importantes daños materiales en verjas, puertas de acceso a los locales,
mobiliario, cajas registradoras, máquinas de tabaco y tragaperras,
cuya reparación, unido a los efectos y dinero sustraído supera los 77.000 euros.

La investigación

La Guardia Civil inició la investigación en enero para dar respuesta a una alarma social generada entre propietarios de diversos establecimientos comerciales de diferentes localidades riojanas, tras haberse detectado un repunte en la actividad delictiva en un corto espacio de tiempo.

El estudio pormenorizado de todas las denuncias permitió a la Guardia Civil «determinar patrones delincuenciales comunes, que apuntaban a un mismo grupo criminal itinerante formado por varones jóvenes y ágiles, que principalmente ejecutaban sus acciones delictivas a altas horas de la madrugada, contra establecimientos comerciales y bares con máquinas tragaperras y máquinas expendedoras de tabaco», señala la Benemérita.

Durante el visionado de las imágenes captadas por cámaras de seguridad se pudo constatar el modus operandi del grupo criminal. Primero estudiaban las medidas de seguridad del local en el que iban a actuar, al que accedían como clientes. Así, el día del robo dejaban inutilizados los sistemas de alarma y entraban al interior con el rostro cubierto tras fracturar la verja y la puerta para sustraer el dinero de las máquinas registradoras, las tragaperras y los dispensadores de tabaco.

La Guardia Civil descubrió que los presuntos ladrones tenían un piso franco en Barcelona, que utilizaban para esconderse y guardar los efectos robados.

Tras identificar a los cuatro integrantes del grupo criminal y recabar todas las pruebas que les incriminaban, los agentes procedieron a su detención y a registrar la vivienda, junto con la toma de manifestación de cada uno de los implicados y su puesta a disposición de la autoridad judicial, que decretó el ingreso en prisión del jefe del grupo.

Debido a la
gran actividad y movilidad de este grupo criminal las actuaciones han sido
puestas a disposición de otros cuerpos policiales, por si los detenidos
hubieran ejecutado o participado en diferentes puntos del país, en otros robos
con fuerza de similares características o modus operandi.

Ir a la fuente
Author: Noticias de La Rioja

Powered by WPeMatico